Como su nombre lo indica, es un sistema en el cual el motor eléctrico de la bomba varía su velocidad o revoluciones por minuto a través de un control electrónico. Hoy gracias a los avances en la electrónica de potencia y a la integración de componentes industriales, existen sistemas que controlan la velocidad de la bomba.

A través de controles industriales, variador(es) de frecuencia y un sensor de presión, aunado a la programación necesaria para mantener la presión de salida constante sin importar el número de llaves o servicios que se utilicen.

Usted no tiene por qué preocuparse por la complejidad técnica detrás de este concepto. Sólo debe saber que el sistema se regula sólo y que le garantiza agua de calidad con un flujo de agua a presión constante siempre para bañarse, lavar, filtrar agua para potabilizarla, suministrar agua en todo momento a hospitales, restaurantes, hoteles, etc.